viernes, 7 de abril de 2017

La escuela no es lugar para lo religioso

Estos días se han sucedido dimes y diretes sobre las actividades procesionales que, algunos centros de infantil y primaria (CEIP) de Sevilla y provincia, han organizado desde el centro escolar. Ha llegado a las Redes sociales, a la prensa escrita, a la Radio... Ha sido provocado el debate. Y eso está bien, en este país nuestro, cuyo pasado nos sigue pesando en estos tiempos de democracia no definida todavía.

¿Por qué se dirigen a nosotros, Sevilla Laica, esos padres o incluso profesores para denunciarlas? Porque las directivas no quieren, o no pueden, o no se atreven, a dar instrucciones precisas y claras al respecto. El dejar hacer nunca es bueno, al final se rompe la armonía en pedazos y es mas difícil todo
Porque la inspección no da normas claras desde principios de curso, y van pasando cosas, y cosas, hasta que,ya desesperados y sufriendo por sus hijos (o sus alumnos) ellos tienen que acudir a última hora a nosotros, como asociación Laica en Andalucía, que forma parte de Europa Laica.

Así que al final, la inspección sí que actúa, cumpliendo con su obligación, y desactiva ese desfile procesional, pero el conflicto que no hubiera existido, ya está en marcha... Y entonces, los padres y madres que quería la procesión, que eligieron religión, protestan. Otra prueba de que nadie les ha aclarado convenientemente como funciona un Colegio Público, las actividades extraescolares, los horarios lectivos...

- Nos dicen a Sevilla Laica que no ataquemos a la iglesia, que demos libertad para esos remedos infantiles de pasos... y eso nos deja perplejos...
No estamos en contra de las procesiones, sabemos que son un acicate más para que las calles de Sevilla y Andalucía se llenen, estos días de primavera.
 Pero que no olviden la realidad que esconden con sus protestas:  muchos padres y madres quieren para sus hijos lo que es el papel, la función de la institución escolar:  aulas para el aprendizaje y el conocimiento, y no para adoctrinamiento religioso. Tienen derecho a  su libertad de conciencia,  a no elegir religión.
Tenemos datos de que aun siendo creyentes católicos,  muchos prefieren dar la educación religiosa en sus propios centros de fe, parroquias, capillas, etc., y NO EN LA ESCUELA.

A nadie preguntamos por sus creencias, ni por supuesto a nuestros propios socios. Es algo que pertenece a las conciencia de cada uno. No tiene que formar parte de las relaciones internas a una comunidad educativa. Porque lleva a malentendidos, a presiones, a trato diferenciado a los pequeños que NO dan religión, y repercute en sus familias, que son los que al final pagan el pato, las malas caras, las firmas en contra recogidas por esos "otros" padres y madres que exigen sus derechos de actividades sin discriminación por ese SI/NO religión...

Pero olvidan los derechos que conculcan:
- ¿¿¿¿¿Tienen derecho a celebrarlas en una escuela pública quienes SI dan religión ???

- No en horario escolar, ni en las dependencias del centro, donde los que NO la dan quedan discriminados por esa libre decisión desde su conciencia.  Porque...

  • ¿Qué hacer con esos niños... ¿se tienen que quedar en casa? ¿Que salgan de sus aulas? ¿Al patio con ellos?
  •  ¿Que los separen de los demás   SU PROPIO COLEGIO, con actividades SEPARADAS?
  • ¿Que sean mirados de reojo por sus compis de aula? ¿ que ellos mismos se sientan, como "los raros"?
  • ¿ No es mejor que  PARTICIPEN en actividades educativas que no supongan exclusión, que sean preparadas para todos??

¡O eliges religión en tu propio Cole, o te echan fuera, te quedas señalado por el dedo, y ni siquiera "tu seño", tus maestros, te atienden igual que a los demás...! ... Nos decía un padre, pensando en su hija. Y terminaba diciendo:  ¿Cómo es posible que quiera nadie llevar a cabo año tras año, día tras día,  ese disparate?

 Una de las cualidades, y objetivos, de la escuela 
es hacer sociedad, ciudadanía, 
a través de la cohesión del grupo clase en la convivencia escolar
desde las edades mas tempranas.

La escuela atiende a TODOS por igual, y educando a niños y niñas diferentes los prepara para una convivencia normalizada en la sociedad, sin extrañezas ni enfrentamientos ante los diferentes.
Ninguna de esas diferencias se verá privilegiada, ni dejada a un lado. Un solo niño o niña que NO elija Religión tiene derecho a estar en su aula COMO UNO MÁS, sin ser echado fuera mientras que el resto de sus compañeros prepara y realiza una procesión religiosa, o cualquier otra actividad confesional o partidaria.

Tan fácil como eso. Tan claro, tan justo como eso
Como en Osuna, o Dos Hermanas, y otros centros de la provincia de Sevilla, donde han actuado la Inspección Educativa, el Ayuntamiento, a petición de padres conscientes de sus derechos.
Todo vuelve a la normalidad: Al ser anuladas por la inspección, son las propias Cofradías las que asumen  las procesiones que habían organizado en los Colegios,
Pero ahora ya fuera del horario escolar, fuera del centro donde convive en paz la Comunidad Educativa.

Lo  ocurrido estos días previos a la Semana santa, en los CEIPs de Andalucía lleva a malentendidos dentro de la comunidad educativa, y con ello, a enfrentamientos y conflictos entre padres y madres o tutores; profesorado, directiva, etc. 
Y no tiene ningún sentido que ocurra. 
La inspección, las autoridades educativas, deben aclaran de una vez las cosas sin esperar a las quejas y contraquejas de unos y otros.


4 comentarios:

cero91 dijo...

Sevilla no es Laica. Paseen por sus calles esta semana y saquen conclusiones.
Estas acciones no hacen más que reforzar el carácter creyente y católico de todos los sevillanos.

A la Gloria, sevillanos!

Néstor M Vallejo López dijo...

Y si quieren participar la mayoría del centro? Se debe parar dicha "procesión" por la decisión de unos pocos? Luego, se quiebra el principio democrático, no? Si la mayoría decide, la minoría debe acatar la decisión de la misma...

Os escudáis en que "muchos profesoras/es y padres/madres de alumnos" (a saber cuántos son de veras) se dirigen a vosotros por... Miedo? Miedo a qué? Acaso somos un país donde no se puede expresar lo que cada uno piensa? Vosotros lo hacéis con esta página. Si alguien piensa diferente a vosotros habrá debate y punto...

Y otra cosa... Os estáis dando cuenta que somos los adultos los que trasladamos nuestros problemas a los niños? Realmente creéis que si un niño no va a Religión el resto de niños piensan "Mira, ese niño/a es diferente y hay que darle de lado"
Sois más retorcidos que los propios niños si pensáis así. Este es el gran problema, que somos los adultos los que pensamos por los niños

jose luis cruces rodriguez dijo...

Pero q derechos teneis para prohibir la religion catolica, si no creis , pues muy bien , pero respetar , cosa q no haceis a quien cree

1 dijo...

<>

Todo indica que el conflicto lo crean Vds. allí donde no existe.