martes, 25 de abril de 2017

el humor y la religiónColaboraciones

Colaboraciones sobre la actualidad:

Daniel Lebrato (El Tendedero)
Llegan noticias preocupantes de juzgados de Sevilla. La juez Pilar Ordóñez atiende el recurso presentado por la Asociación de Abogados Cristianos contra la Hermandad del sagrado coño insumiso (la noticia aquí). Un día fue Javier Krahe, otro día en otro país, y con otra religión, fueron Charlie Hebdo o Salman Rushdie: la sociedad religiosa está intratable y la sociedad civil no tiene fuerza ni oposición ni resistencia (a veces, ni argumentos) ni ante la justicia ordinaria ni ante la justicia que se toma por su mano un yihadista. Al final, el amenazado está solo y las mujeres que van a procesar en Sevilla están solas. Por mucha indignación, solidaridad o repulsa de parte de una minoría sensible al exterminio, por mucho Je suis Charlie Hebdo, el cómico o la feminista pagan su viñeta o su parodia en su persona.
Propongo. No hay bromas con la religión. En cambio, hay una opción política donde el laicismo vencerá antes o después, porque es de una lógica irrebatible: ustedes nos dejan en paz y nosotros, a ustedes. La religión deja de meterse en nuestras vidas y nosotros dejamos de meternos con la suya. Sea ese el trato: religión cero cero (la fe de cada cual seguirá yendo por dentro) y humor cero cero con los signos religiosos: un paso de virgen, un crucificado o un barbudo que podría ser Mahoma o Alá. Puede que el mundo fuese más aburrido pero sin alzacuellos, sin monjas que se noten que son monjas, sin mujeres que se nota que son musulmanas. eLTeNDeDeRo vota por eso, ¿y usted?
A favor, tenemos que la sociedad empieza a cansarse de la sucesión de noticias alrededor del temita. Ya nadie se cree lo de creyentes buenos y creyentes malos. Todas las religiones son cansinas y protagonistas. Ahí está la que tienen liada en Sevilla por los incidentes de esta pasada madrugá y los locos con pistola o artefactos acaparan los telediarios. La gente estará a favor de cambiar velitas y muestras de solidaridad con las víctimas por un mundo sin víctimas. Otra forma de verlo: no hay poli de la guarda para cada uno de nosotros, creyentes o no creyentes: como esto siga así, nos vamos todos al coño o al carajo, usted decide.

lunes, 24 de abril de 2017

Respeto a los sentimientos religiosos... y a la laicidad

Está estos días en los Medios el Respeto a los sentimientos religiosos...  algo en lo que  ahora  intentamos ponernos al día, como una verdadera y sorprendente novedad, precisamente porque se nos recuerda que puede dar, y ha dado, lugar a imputaciones de delito a varias personas que afirman no reconocer que hayan pretendido atacar el sentimiento religioso de nadie....

Desde luego, es lógico que hay que respetar, pero no a base de cárcel, sobre todo porque yo le daría un premio gordo  para quien sea capaz de interpretar eso tan lábil de "respetar" si se trata de algo tan íntimo y subjetivo como el "sentimiento religioso",  y ...hasta el punto de que llegue a la conclusión de tenerlo por DELITO.
De ahí que varios jueces le hayan dado carpetazo en varios casos.
Depende de tantas cosas, de tantas emociones...

Y todo estriba, claro está, en el ancianito pero aún lleno de vitalidad CONCORDATO  entre el Estado Vaticano y el Español, y en los Acuerdos sucesivamente derivados de aquel, como los Acuerdos del 1979, en vigor todavía, en esta democracia con tantos flecos que rehacer. Es decir, de lo que la Iglesia Católica como institución privilegiada por ellos tenga a bien considerar al respecto.

Así que hemos pensado que viene a cuento este jugoso e irónico artículo que aquí insertamos, de eldiario.es, sobre la laicidad en la sociedad y el Estado en España;
Habla del derecho de los ciudadanos al respeto a sus racionales exigencias de laicidad  (la frase es nuestra) para que, sean o no más o menos religiosos, no se vean ofendidos por la falta de laicidad .

Ver pues el enlace siguiente de eldiario.es:







Recortes de prensa. Inmatriculaciones en Zaragoza


El PAÍS:  1 ABR 2017 - 19:20  P. Álvarez. Madrid

El alcalde de Zaragoza pide ayuda al Papa para abrir un debate en España sobre las inmatriculaciones

El Ayuntamiento aragonés ha llevado al juzgado el registro de la Catedral de San Salvador como bien propio que hizo la Iglesia

Catedral de San Salvador de Zaragoza.
Catedral de San Salvador de Zaragoza. 
“Te escribo para contarte y pedir tu ayuda”. El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, se dirige así en una carta al Papa Francisco para explicarle de primera mano un debate que acaba de abrir en su ciudad sobre las inmatriculaciones [el acto de primer registro de una finca] de la Iglesia. El Ayuntamiento aragonés ha presentado una propuesta de acto de conciliación en el juzgado para declararlas nulas en el caso de la Catedral de San Salvador, conocida como La Seo; la Iglesia de la Magdalena; la Iglesia de San Juan de los Panetes y la Iglesia de Santiago el Mayor.
El alcalde es de Zaragoza en Común (una plataforma en la que están, entre otros, IU Podemos y Equo) y en el gobierno con el respaldo del PSOE y la Chunta Aragonesista en la investidura, le reclama su ayuda para abrir en España un “debate tranquilo y respetuoso” sobre estas propiedades y la forma en que llegaron a manos de la Iglesia.
“No tiene nada que ver con cuestionar el carácter sagrado que tiene para los vecinos y visitantes católicos”, explica en la misiva en la que responde a otra que le envió el pontífice tras su visita al Vaticano. “No se trata de expropiar ni de confiscar bienes, ni mucho menos expoliar a la lglesia. Solo de mantener en el patrimonio común lo que, como has podido ver [en el texto le cuenta parte de la historia del monumento], ha sido patrimonio común de nuestra historia durante los siglos que ha existido esta ciudad que amamos tanto”.

Registrados como propios

La Iglesia ha registrado como propios miles de pisos, fincas, catedrales, atrios, o frontones. En virtud de un artículo de la ley franquista que Santisteve recuerda al Papa en su carta (“las leyes del dictador Franco permitieron equiparar la jerarquía eclesiástica con la Administración Pública y a los diocesanos con notarios”), se les consideró como fedatarios públicos.
Una reforma de la ley Hipotecaria de 1998, durante el Gobierno Aznar, permitió además que solo la Iglesia inscribiera lugares de culto y otras propiedades que no estuvieran registradas. Esto fue revocado en 2015 pero sin carácter retroactivo. Miles de propiedades forman parte del patrimonio de la Iglesia católica española, entre otras la Mezquita de Córdoba. El Estado nunca ha ofrecido una cifra oficial pero en un artículo publicado en este periódico se aludía a más de 4.500 propiedades.
 En 1987 y 1988, prosigue el alcalde en su carta “el Arzobispo de Zaragoza, Monseñor Elías Yanes, inmatriculó a su favor dos de las joyas del patrimonio de nuestra ciudad”. “Espero que la recuerdes, de tu visita a Zaragoza, cuando eras Obispo de Buenos Aires”, añade. Le recuerda sus propias referencias a “una iglesia en salida y de la iglesia de los pobres”.
Y se despide: “Desde ese espíritu abierto que compartimos, te pido que me ayudes en este debate que nos ocupa a los zaragozanos a mantener el marco de tranquilidad, respeto y confianza que debe tener una democracia”.

domingo, 23 de abril de 2017

Trradicion y papel de las instituciones en las celebraciones de semana santa.




El titular [periodístico] dice: Incidentes en la madrugada de la Semana Santa de Sevilla. La cuestión en todas partes es la misma: orden desorden que traen las fiestas, quién paga y quién se beneficia y el papel de instituciones estatales o municipales ante las entidades promotoras, en este caso, la Iglesia. Desde el Estado y Ayuntamientos, el póker que se maneja es patrimonio artístico, cultura popular, costumbre que hay que seguir y tradición que no se puede cambiar. Con esos mimbres justifican el apoyo o la subvención a eventos que podrían ser privados o privatizados. Vayamos, profesores, por partes populares [cultura y popular en el DLE].
Lola Flores o Rocío Jurado fueron [sentidas como] patrimonio de España. Ninguna recibió ayuda del Estado. Lola Flores tuvo problemas con Hacienda. [patrimonio en el DLE]
Costumbre en España es la siesta o los viernes por la noche juntarse matrimonios para cenar, fuera o en casa, y jóvenes, en botellón. Nada de eso está subvencionado. [costumbre en el DLE]
Tradición es embuchar la matanza, hacer conservas, celebrar las bodas, vendimiar y fermentar la uva y brindar con vino. Y cada uno se paga sus copas. [tradición en el DLE]
Y en cuanto al arte, ni el de la Semana Santa de Sevilla es tanto como se dice ni debería escapar a leyes de conservación del patrimonio ¿del Estado? Estamos hablando de imágenes y enseres que, cuando quieren, son de las hermandades (para sacar en procesión: ¿se imaginan el Guernica a la intemperie?) y, cuando les interesa, son del Estado: llegada la hora de la carísima restauración del crucificado aquel. [arte y artesanía en el DLE]
Pasión y lágrimas se dan ante un concierto de David Bisbal o Enrique Iglesias. Sus fans hacen largas colas para conseguir la entrada. Lloran con su ídolo, alta emoción e histeria. [afición, devoción y pasión en el DLE]
De la fiesta, mejor no habar. Vergüenza debería dar a la Iglesia hacer fiesta del dolor y muerte de su líder. Es aberración que el propio cristianismo, de base y protestante, discute. En todo caso, el Estado (tanto si quiere ser aconfesional o laico como si quiere equidistar de las tres culturas, de las tres religiones) ¿qué pinta ahí? [fiesta en el DLE]
Pueden contar su caso o el caso que conozcan a eLTeNDeDeRo. Haremos un mapamundi de las intromisiones de la Iglesia en nuestras vidas y en nuestra lengua con la complicidad de los poderes públicos y con nuestro dinero como contribuyentes.
Daniel Lebrato.

viernes, 21 de abril de 2017

Atentado en París reivindicado por el IS



En todas estas operaciones terroristas hay unos sujetos o individuos manipulados por otros. En este caso, por el fanatismo religioso. Pero hay algo más, que nos concierne a todos. 


Los asesinos son la larga mano de otros que jamas dan la cara.
Así que
 la separación Iglesia - Estado es necesaria porque promueve  una educación laica, no supeditada al adoctrinamiento religioso ni de otra naturaleza. 
Permite convivir desde la escuela a diferentes creencias, en el respeto a las diferencias. 
Es una educación pública que no permite considerar enemigos a los de otras religiones o ideologías, sino que hace de los Derechos Humanos Universales la base de los valores sociales compartidos y compartibles por todos.  

La educación pública y  laica supone anular, o someter a discusión, la acción de  esos líderes todopoderosos que envían a otros a matar desde el odio y la violencia contra un supuesto enemigo de la patria, del grupo, esta vez  religioso. 
Y también supone conseguir que no pueda tener base esa concepción manipuladora de los enemigos a batir, esos que no comulgan con sus postulados y su visión del mundo

Supone desvelar la falacia de  que ponerse al servicio de esos líderes, supuestamente enviados de algún dios o autoridad moral, es acatar el desprecio absoluto a  la vida de esos a los que convierten en asesinos y condenan a la muerte, haciéndoles creer que serán mártires, salvadores de su grupo humano.

La educación laica desactiva el elemento religioso fanático, criado y alimentado sobre la base de falsas expectativas, las de que una comunidad  será salvada de sus problemas sociales gracias a las acciones terroristas contra inocentes. 

Una educación homogeneizadora, basada en dogmas ideológicos o religiosos, separa a los diferentes,  crea grupos antagónicos que terminan siendo enemigos. Crea monstruos.

En España sabemos algo de todo ello. Y en el tan cercano siglo XX.

Así que libertad de expresión aprendida en la escuela
educación laica, inclusiva y cohesionadora, 
con valores cívicos comunes y compartidos mas allá de los de carácter privado.

 La religión fuera de la escuela


viernes, 7 de abril de 2017

La escuela no es lugar para lo religioso

Estos días se han sucedido dimes y diretes sobre las actividades procesionales que, algunos centros de infantil y primaria (CEIP) de Sevilla y provincia, han organizado desde el centro escolar. Ha llegado a las Redes sociales, a la prensa escrita, a la Radio... Ha sido provocado el debate. Y eso está bien, en este país nuestro, cuyo pasado nos sigue pesando en estos tiempos de democracia no definida todavía.

¿Por qué se dirigen a nosotros, Sevilla Laica, esos padres o incluso profesores para denunciarlas? Porque las directivas no quieren, o no pueden, o no se atreven, a dar instrucciones precisas y claras al respecto. El dejar hacer nunca es bueno, al final se rompe la armonía en pedazos y es mas difícil todo
Porque la inspección no da normas claras desde principios de curso, y van pasando cosas, y cosas, hasta que,ya desesperados y sufriendo por sus hijos (o sus alumnos) ellos tienen que acudir a última hora a nosotros, como asociación Laica en Andalucía, que forma parte de Europa Laica.

Así que al final, la inspección sí que actúa, cumpliendo con su obligación, y desactiva ese desfile procesional, pero el conflicto que no hubiera existido, ya está en marcha... Y entonces, los padres y madres que quería la procesión, que eligieron religión, protestan. Otra prueba de que nadie les ha aclarado convenientemente como funciona un Colegio Público, las actividades extraescolares, los horarios lectivos...

- Nos dicen a Sevilla Laica que no ataquemos a la iglesia, que demos libertad para esos remedos infantiles de pasos... y eso nos deja perplejos...
- No estamos en contra de las procesiones, de hecho es evidente que son un acicate más para que las calles de Sevilla y Andalucía se llenen, estos días de primavera.
 Pero que no olviden la realidad que esconden con sus protestas:  muchos padres y madres quieren para sus hijos lo que es el papel, la función de la institución escolar:  aulas para el aprendizaje y el conocimiento, y no para adoctrinamiento religioso. Tienen derecho a  su libertad de conciencia,  a no elegir religión.
Incluso algunos, siendo creyentes católicos,  prefieren una educación religiosa en sus centros de fe, parroquias, etc., y NO EN LA ESCUELA.

A nadie preguntamos por sus creencias, ni por supuesto a nuestros propios socios. Es algo que pertenece a las conciencia de cada uno. No tiene que formar parte de las relaciones internas a una comunidad educativa. Porque lleva a malentendidos, a presiones, a trato diferenciado a los pequeños que NO dan religión, y repercute en sus familias, que son los que al final pagan el pato, las malas caras, las firmas en contra recogidas por esos "otros" padres y madres que exigen sus derechos de actividades sin discriminación por ese SI/NO religión... Pero olvidan los derechos que conculcan.

- ¿¿¿¿¿Tienen derecho a celebrarlas quienes SI dan religión ???

- No en horario escolar, ni en las dependencias del centro, donde los que NO la dan quedan discriminados por esa libre decisión desde su conciencia.  Porque...
¿Qué hacer con esos niños... ¿se tienen que quedar en casa? ¿Que salgan de sus aulas? ¿Al patio con ellos?
 ¿Que los separen de los demás  en actividades de SU PROPIO COLEGIO?
¿ y que a cambio no haya actividades educativas que no supongan exclusion, que sean preparadas para todos??
¿Que sean mirados de reojo por sus compis de aula? ¿ que ellos mismos se sientan, como "los raros"?

¡O eliges religión en tu propio Cole, o te echan fuera, te quedas señalado por el dedo, y ni siquiera "tu seño", tus maestros, te atienden igual que a los demás...!
- ¿Cómo es posible que quieran ese disparate?

 Una de las cualidades, y objetivos, de la escuela 
es hacer sociedad, ciudadanía, 
a través de la cohesión del grupo en la convivencia escolar
desde las edades mas tempranas.

La escuela atiende a TODOS por igual, y educando a niños y niñas diferentes los prepara para una convivencia normalizada en la sociedad sin extrañezas ni enfrentamientos ante los diferentes.
Ninguna de esas diferencias se verá privilegiada, ni dejada a un lado. Un solo niño o niña que NO elija Religión tiene derecho a estar en su aula COMO UNO MáS, sin ser echado fuera mientras que el resto de sus compañeros prepara y realiza una procesión religiosa, o cualquier otra actividad confesional o partidaria.

Tan fácil como eso. Tan claro, taan justo como eso
Como en Osuna, o Dos Hermanas, y otros centros de la provincia de Sevilla, donde han actuado la Inspección Educativa, el Ayuntamiento, a petición de padres conscientes de sus derechos.
Todo vuelve a la normalidad: Al ser anuladas por la inspección, son las propias Cofradías las asumen  las procesiones que habían organizado en los Colegios,
Pero ahora ya, fuera del horario escolar,  y fuera del centro donde convive la Comunidad Educativa.

Lo  ocurrido estos días previos a la Semana santa, en los CEIPs de Andalucía lleva a malentendidos dentro de la comunidad educativa, y con ello, a enfrentamientos y conflictos entre padres y madres o tutores; profesorado, directiva, etc. 
Y no tiene ningún sentido que ocurra. 
La inspección, las autoridades educativas, deben aclaran de una vez las cosas sin esperar a las quejas y contraquejas de unos y otros.


No cesan las denuncias de actividades confesionales discriminatorias

Esta vez, el CEIP Josefa Navarro, Coria del Río (Sevilla).

Procesión infantil de semana santa como actividad ESCOLAR del Centro para los niños  y niñas, de 5 años

Unos padres y madres nos envían sus quejas sobre ello. Y adjuntan la convocatoria:
No nos dicen si ha sido incluido en el Plan de Centro, ni votado en el Consejo Escolar Municipal. En este papelito, se dan instrucciones para el desfile procesional. 

De nuevo una actividad de un Colegio Público que no cumple las instrucciones de las autoridades educativas: No es parar todo el alumnado, pues los que no dan religión son discriminados. No se les propone ninguna actividad alternativa, y son separados del resto de sus compañeros del aula, simplemente, y nada menos que, por algo esencialmente propio de su privacidad, de su identidad personal más profunda: no han elegido religión.
Nadie dice si son creyentes o no; tenemos muchas quejas de católicos practicantes que no la eligen. Prefieren una evangelización preparada por ellos y sus parroquias, sin que sus hijos asistan al aula de religion como si fuera una asignatura entre las otras.
También tenemos padres y madres que asisten a los pasos en las calles de sus localidades, pero que se sienten ofendidos por una actividad que muestra a sus hijos e hijas, así vestidos, al público, y en esa corta edad.

Nos impactan en este papelito de convocatoria los detalles del vestuario señalado para niños y niñas: de nuevo papeles diferenciados niños/niñas de esta corta edad, y ese rol femenino inaceptable, cuando ya se les imponen modelos que las apartan de sus compañeros varones, y son tratadas con esa exigencia de arreglos personales, absolutamente impropios para su edad.
Todo eso es rechazado por los padres de este colegio, pero lo mas grave es que se les conculca su libertad de conciencia (recogido en el Decreto 328/2010, Reglamento Orgánico Sin esa libertad, ninguno de estos niños, que acuden a la enseñanza pública, no confesional por tanto,  podrá aprender a ser libre de pensar, actuar, vestirse, etc. a construir su propia identidad sin modelos de este tipo.
Al no poder incluirse en el grupo de su aula y en su propio colegio, al ser apartado de los demás delante de todo el centro, ¿podrá aprender a sentirse seguro,  digno de respeto, en igualdad de trato con sus compañeros por parte de sus propios maestros o maestras?

Pedimos a las autoridades educativas, a la inspección, que tomen medidas para estos atropellos para nuestros pequeños, futuros ciudadanos.  


Niños (chaqueta y gomina) niñas (collar, medias y maquilladas), de 5 años.

martes, 4 de abril de 2017

Discriminacion en las aulas

  • En las aulas de numerosos Colegios Públicos de Andalucía se discrimina a los menores. 

Son niños y niñas a partir de 3 años de edad que asisten a SU COLE para ser educados por sus profesores, FUNCIONARIOS oficialmente seleccionados, por méritos e idoneidad.

¿Cómo es posible esto?
Padres y madres nos confiesan que están ya desesperados... vienen luchando contra ello sin descanso, Que no dejan de exigir que sus hijos sean tratados conforme a los derechos que la propia ley Educativa recoge; Que cuando no les hace caso la Dirección de su centro, se dirigen a la Inspección Educativa. Y muchas veces no logran que les apoyen. Es entonces cuando acuden a otras instancias, como  Sevilla Laica (Andalucía Laica).

¿Y QUÉ LOS DISCRIMINA?  Algunos abusos que nos denuncian:
-Mientras lo que SI dan religión (UNOS) están en el patio con la catequista, los que NO (OTROS), se quedan en un aula, sin dar clase de nada.
-Si falta un profesor, la catequista agrupa en su aula a toda la clase, esta vez  incluyendo a esos OTROS que no pertenecen al aula de religión,
- Mientras UNOS van de visita a la Virgen de la parroquia de la zona (sic!), los OTROS pasean por el pueblo o se quedan en el patio, dando vueltas (sic).
-El Obispo viene a visitar el Colegio [SIC. Solo podría visitar el aula de religión, según normativa]. Entra en clase de cualquier materia, UNOS se quedan y a  OTROS se les saca de SU aula. Y se van, pero se quedan... sin clase de esa materia. 
-Organizan como actividad confesional, una procesión: UNOS asisten a taller de disfraces, de música, de dibujo, etc. para organizar la procesión. OTROS se quedan sin aprender esas habilidades o materias y no les preparan una alternativa de igual o parecida cualidad formativa.
- La procesión la organizan en espacios del Centro y con fondos públicos, que solo aprovechan UNOS. y no hay nada paralelo para los OTROS.

Esto es aun más grave por tratarse de niños y niñas menores de edad. 

La Inspección Educativa atiende nuestras denuncias... PERO hasta el momento no parece querer proporcionar unas instrucciones generales para los centros educativos andaluces, y entonces cada uno de ellos hace de su capa un sayo... o una manto de cofrade, en esta época de procesiones.
Que de eso va la cosa.

Pero bueno... ¿No hay procesiones libremente organizadas por las Hermandades y Cofradías en todas las calles de esas localidades? Los padres, con sus niños, que quieran pueden asistir, colaborar, hermanarse en una Cofradía... o bien ver la TV,  y hasta irse de excursión en esos días no lectivos... Eso no afecta al Colegio al que enconmendaron a esos niños para que recibieran una educación acorde con un curriculum cuidadosamente preparado para su formacion integral y que se dirige trata a todos por igual, sin que los que NO eligen Religión tengan que ser discriminados.

¿La religión? ¿Y qué pasa con la religión?
 ¿No es algo privado, donde nadie tiene que entrometerse para nada?
 ¿Religión en las aulas? 
¿Actividades confesionales, para niños y niñas de 3 años en adelante, y en su Colegio????

Pues sí: Niños y niñas que en cuanto llegan a su cole son tratados conforme a SI/NO religión;  Padres o madres que reciben una coerción en ese COLE por atreverse al NO para sus hijos. Nos llaman tambien muchos católicos practicantes que prefieren formación religiosa en las parroquias y no en las aulas donde dejan a sus hijos e hijas...

LA RELIGIÓN EN LAS AULAS ES UN PROBLEMA
QUE CRECE CADA DÍA en DIMENSIONES,
EN SUS EFECTOS DE CONFLICTO ENTRE unos y otros PADRES/ MADRES,  entre ALUMNOS de si/no religión, y PROFESORADO funcionario/ profesorado nombrado por el Obispo... etc.

El hecho es real y cotidiano. Hoy, ahora, hay centros educativos andaluces que hacen la procesión  en la propia escuela.
¿Y no es bonito, que los niños se disfracen?
Pues muy bonito puede o no ser, pero... no es ningún juego, no es un carnaval callejero...
 
Si se hace en un ámbito escolar... ¿no es lo mismo?
 Desde luego que no. 
Hay consecuencias que no se pueden ocultar, ni en lo tradicional, ni en el arte, ni en la belleza... que tengan esas procesiones, organizadas para la calle, para los vecinos, para los que gustan de ellas...
Y NO PARA una parte DEL ALUMNADO DE UN CENTRO EDUCATIVO de infantil,  primaria, secundaria, etc.
Son tan evidentes las consecuencias que afectan gravemente a este alumnado discriminado, porque  esas actividades van contra sus derechos individuales, tanto educativos como de libertad de conciencia.
- No solamente, lo que ya es importante,  ocupan un tiempo y horario LECTIVO para ello,
- No solamente impiden ocuparlo con alternativas de actividades no confesionales, relacionadas con sus verdaderas necesidades de aprendizaje...
- Son remedos de desfiles procesionales que son  organizados para UNOS, y NO para todos los alumnos, por ser confesionales; NO integran en ellos a TODO el alumnado.
- Al ser voluntarios, separan, DISCRIMINAN a los que en su colegio son tratados como LOS OTROS, que no cuentan para esas actividades, pues han elegido NO dar religión,

Disparate sobre disparate... discriminación a menores que son alumnos de etapas obligatorias de la educación oficial de España.

Inspectores, autoridades educativas... 
Los padres y padres, ciudadanos libres y sujetos de derechos, esperan vuestra inmediata reacción.