miércoles, 24 de abril de 2019

Quinientas asociaciones de padres elevan una queja formal contra la Junta por las procesiones escolares (ABC)


Quinientas asociaciones de padres elevan una queja formal contra la Junta por las procesiones escolares

La Fampa "Nueva Escuela" asegura que «dejar la decisión en manos de las direcciones de los centros es un acto de irresponsabilidad política»

Martín Laínez. Sevilla Actualizado:15/04/2019 11:56h

[Este es el titular -y el subtitular- de ABC para una noticia que debería hacer pensar a las autoridades educativas. Lo recogemos en nuestro blog literalmente, por su gran interés informativo.]


Tras la polémica surgida la semana pasada en torno a las prohibiciones surgidas en los centros educativos de la provincia de Sevilla sobre la celebración de procesiones entre el alumnado, este pasado miércoles se ha conocido que el asunto ha trascendido hasta el Defensor del Pueblo Andaluz.
Así, la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Fampa) "Nueva Escuela" de Sevilla, que agrupa a quinientas asociaciones de padres de la provincia, ha elevado una queja hasta la institución que preside Jesús Maeztu en la que se solicita la intervención del Defensor del Pueblo «ante la que entendemos una grave vulneración de la Constitución Española, que consagra la aconfesionalidad del estado, la libertad religiosa, y el respeto a las creencias».

En el escrito firmado por el secretario de Nueva Escuela, Juan Manuel Garrido Peña, al que ha tenido acceso ABC, los padres apuntan directamente a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y, más concretamente, hacia su titular, Javier Imbroda, después de que la Junta aclaraba en un comunicado que las procesiones de Semana Santa en escuelas andaluzas «cuentan con cobertura legal».
En este sentido, los padres se quejan ante Maeztu de que «argumentar el principio de libertad religiosa, como hace la administración, no es procedente pues no hablamos de actos de fe celebrados en ámbitos privados, sino en espacios públicos como son los centros educativos, donde más sigilo y cuidado deben tener los poderes públicos para no afectar de manera negativa la libertad y las familias».
Los directivos del Fampa argumentan, además, que «dejar la decisión en manos de las direcciones de los centros es un acto de irresponsabilidad política y dejación de funciones públicas», así como la generación de un «agravio comparativo, no ya entre el propio alumnado, sino entre el de un centro y otro», puesto que se generan decisiones que «pueden vulnerar la legalidad».
Por todo ello, los padres piden al Defensor del Pueblo que «se protejan los derechos e intereses del alumnado, así como el de las familias en los centros educativos públicos de Sevilla» y se inste a la Junta de Andalucía «para que prohíban la realización de actos religiosos en los centros educativos y garantizar el derecho a la igualdad, la no discriminación, la libertad religiosa y de creencias».

martes, 23 de abril de 2019

Cartas de familias a sevilla laica.

Estos días comparto mensajes de felicitación para la labor de Sevilla Laica,  y también  algunos críticos, los de quienes no entienden qué tenemos en contra de la semana Santa, e incluso  de la iglesia especialmente yo, que he trabajado 9 años en un colegio católico del cual guardo gratos recuerdos y buenos amigos.
No,  no es una campaña contra la iglesia ni contra la Semana Santa, que por supuesto respeto y cuya importancia cultural y turística es indiscutible. Es una campaña por alejar los dogmas de fé fuera de las aulas, al menos de las públicas.
Cuando decidí que mi hijo menor no fuera a religión cuando empezó el Colegio fue una dosis de realismo tremenda y muy dura. Con tan sólo tres añitos era apartado de su grupo, él y dos niños más salían de su aula. El resto de padres no se atrevieron a dar ese paso y  dejaron que dieran religión para que no sufrieran el mismo aislamiento que el mío.  Más tarde, en Primaria si lo harían.
No hay derecho. 
Tampoco a que  ahora, en un colegio púbico,  un grupo salga a la calle en procesión mientras el resto se quedan en clase, atendidos de cualquier manera, esperando. Y todo por unas creencias religiosas que deben quedar en el ámbito familiar... justamente ahí donde decidimos si queremos inculcar una religión o unas creencias, no en el aula. El aula para los conocimientos y los valores humanos.
Siento el rollo, pero esto es más importante de lo que parece. Son nuestro menores y no deben ser adoctrinados. Hasta que no proponga alguien una actividad de divulgación atea, evangelista o mormona, no entenderán algunos el grave error que implica mezclar educación y religión.

martes, 9 de abril de 2019

La ciudadanía Exige sus Derechos y los de sus hijos . La Escuela Pública no puede identificarse con ninguna religión


Numerosos ciudadanos y ciudadanas se dirigen a a Sevilla Laica estos días previos a la Semana Santa cuando observan que la exigencia constitucional de aconfesionalidad  no se cumple.en la Escuela Pública  Al atenderles, comprobamos que los Colegios Públicos de su localidad no observan las normas de la Inspección Educativa sobre las actividades que organizan.

 A veces se dirigen a los equipos Directivos, o a la Inspección... pero no siempre consiguen respuestas asumibles. Algunos no quieren dar sus nombres. Por un lado, mantienen así su derecho a no mostrar su ideología; por otro, se sienten obligados en  su localidad a colaborar con sus denuncias en algo que hay que cuidar de manera exquisita:  la neutralidad ideológica de la Escuela Pública y de las Instituciones. No lo entienden, cuando ven que en la Escuela que el Estado garantiza a todas las familias, crean lo que crean, involucran a sus hijos e hijas en actuaciones confesionales, conculcando así  su libertad de creencias, es decir, su libertad de concienciasus Derechos y .

DERECHOS DEL ALUMNADO DE ED. INFANTIL Y PRIMARIA (Decreto 328/2010-Reglamento Orgánico. Junta de Andalucía), 
Artículo 3, apartados g) h),i):

g) A la educación que favorezca la asunción de una vida responsable para el logro de una sociedad libre e igualitaria, así como a la adquisición de hábitos de vida saludable, la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad. 
h) Al respeto a su libertad de conciencia y a sus convicciones religiosas y morales, así como a su identidad, intimidad, integridad y dignidad personales.
i) A la igualdad de oportunidades y de trato, mediante el desarrollo de políticas educativas de integración y compensación

Uno de estos ciudadanos nos denuncia la visita de sacerdotes (quizás sea un obispo) a las aulas del CEIP San Roque (Arahal), algo que, les decimos, no se puede hacer excepto en el Aula de Religión. Lamenta y teme que su hija, aún pequeña, pueda acudir a un Colegio Público que le imponga clases o actividades confesionales. Elegirá Valores, la asignatura alternativa, y espera que en ella reciba instrucción en saberes, actividades para el conocimiento, sin que la saquen de su aula o la dejen en el patio, perdiendo el tiempo, segregada de su clase y de sus compañeros a la hora de las actividades religiosas .

Le dicen que, ante las protestas de algunos padres y madres y por la atención que los medios de comunicación han prestado a estas protestas y rifirrafes, este Centro ha cambiado de horario la procesión, pasándola a la tarde del jueves. Pero también que el Viernes de Dolores, este Colegio  ha organizado  como actividad del Área de "cultura andaluza", la visita a los pasos que salen de la iglesia de San Roque de la localidad. Por muy andaluza que sea, no es neutral en cuanto a creencias; es confesional, por lo que según la inspección, solamente puede organizarse en horario no lectivo y exclusivamente para quienes eligieron Religión. Aunque fuera "voluntaria", no se puede permitir a costa de la segregación y desatención a ese alumnado que no la eligió. 

Todos los derechos arriba reseñados son conculcados por cualquier actividad confesional que se salga de los limites exigibles al Aula de Religión, la única que la puede llevar a cabo, pero en su horario y con sus propios alumnos.  Son instrucciones de la Inspección Educativa: Procesiones escolares,  Visitas de personas o instituciones religiosas, símbolos confesionales en dependencias comunes se tienen que circunscribir a dicha Aula. 
Porque en caso contrario, lo estamos comprobando tantas veces en Sevilla Laica: cuando no se cumplen las reglas legalmente establecidas,  se producen  los CONFLICTOS. En el AMPA,  en la Comunidad Educativa, en los despachos y en el recreo, se discute y confronta, saltan las opiniones de cada cual, se intercambian acusaciones y reproches... Y se aducen los argumentos de cada cual: la confusión entre lo que es o no cultura y tradiciones; la defensa de los gustos de las familias, y las obligaciones de los Centros...
Pero olvidan o esconden la cuestión principal: Para conseguir sus objetivos de tolerancia, convivencia respetuosa y educación común sin referencias confesionales diferenciadoras , hay que preservar  la esencial  neutralidad educativa de la Escuela Pública.

Los ciudadanos que nos contactan exigen que sean respetados los Derechos de nuestros pequeños aprendices de ciudadanos. 
Una sociedad libre e igualitaria así lo necesita. Así lo exige una atención educativa común y neutral.






Demanda de 2012 contra el Concordato ante la Audiencia Nacional


La Constitución Española dice: 
el Estado Español es aconfesional.

En estos días en que recibimos en Sevilla Laica  tantas quejas sobre las procesiones organizadas en horario escolar por el Aula de Religión, quizás sea necesario recordar la razón por la que aún no se cumple en España esa aconfesionalidad, y en concreto, en la Escuela Pública y Laica que reivindica la ciudadanía: 
Reproducimos algo que se refiere a la historia de sus relaciones con otro Estado, el Vaticano.

Demanda contra el Concordato ante la Audiencia Nacional
Por: Ángeles Vázquez · Fuente: Público · 5 febrero, 2012 


La Asociación Preeminencia del Derecho reclama en la Audiencia Nacional la inconstitucionalidad de los acuerdos Iglesia-Estado de 1979 (concordato), que son incompatibles con los artículos 16.3 y 14 de la Constitución, “ya que constituían un privilegio incompatible con un Estado laico” como el diseñado en nuestro ordenamiento jurídico (aconfesionalidad del Estado) y vulneran la igualdad ante la Ley (el acceso igualitario a puestos públicos de profesores de religión en ciertos puntos). Es una situación propia de un estado clerical.
 La denuncia recuerda la alianza de la Iglesia con Franco en 1939. Destaca como “hecho histórico notorio” que la Iglesia “fue aliada y mantenida del régimen de Franco iniciado en 1939 y parte del fascismo”, al ser “el catolicismo la religión oficial del nacional sindicalismo“.
 “un Estado aconfesional no puede financiar y dotar de privilegios a una entidad religiosa”, porque esa conducta “es propia de un Estado confesional o clerical”. Es un “concubinato eclesiástico a favor del clero católico inconciliable con la separación entre asuntos de las iglesias y del Estado, o laicidad de este”
La Asociación (presidida por el abogado murciano José Luis Mazón), ha presentado una demanda en la Audiencia Nacional para que su Sala de lo Contencioso-Administrativo eleve una cuestión de inconstitucionalidad al único que puede declarar si una norma se ajusta o no a la Carta Magna: el Tribunal Constitucional (TC). Y si se declara inconstitucional, que se condene a la Administración a anularla.

La demanda destaca que en virtud de estos acuerdos la confesión católica no paga los impuestos que le corresponden,. No tributa a Hacienda por los sueldos del clero, ni paga los impuestos de transmisiones, sociedades, IVA, IBI o IRPF. Tampoco por actos jurídicos documentados.

…Desde ahí aborda los propios acuerdos firmados en 1979, que va reproduciendo en su integridad, subrayando los puntos que la asociación entiende incompatibles con el artículo 16 de la Constitución, que establece: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”.
Para defender la demanda, la Asociación Preeminencia del Derecho incorpora, además de los subrayados, comentarios a los artículos en los que cree que se vulnera el principio de igualdad respecto a otras religiones.
Por ejemplo, al punto relativo a que “los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad”, que “no podrán ser demolidos sin ser previamente privados de su carácter sagrado” y que para “su expropiación forzosa será antes oída la autoridad eclesiástica”, la demanda opone que se trata de un “privilegiado inaceptable […] para otro tipo de entidad u organización”.
Y que se garantice “la asistencia religiosa de los ciudadanos internados” supone que “una legión de curas vivan del presupuesto público” en cárceles, orfanatos y hospitales.

sábado, 6 de abril de 2019

ESCUELA SEGREGADORA Y CONFLICTOS


Procesiónn infantil en el CEIP San Jacinto de Sevilla
Vivimos en una sociedad tolerante. En el trabajo, con los vecinos, nadie sabe, nadie pregunta, si eres creyente, si vas a misa, si eres agnóstico, ateo, musulmán, judío o pastafarista. Todos entendemos que lo que creemos pertenece a nuestro ámbito más íntimo, privado. Salimos a desayunar, tomamos cervezas con los compañeros, y nadie hace diferencias. Excepto en la escuela.

Cuando vas a matricular a tu hijo o hija en el colegio, tienes que retratarte: Religión católica, musulmana, judía, o valores. Ya a tu hijo o hija, le han puesto la etiqueta. A partir de ese momento, desde los tres años, cuando toque la clase de religión, será segregado. Sin que entienda por qué, lo sacarán de la clase y lo llevarán, en el mejor de los casos, a otra aula con dos o tres "diferentes" como él; en el caso más frecuente, a la biblioteca, al aula de profesores o al pasillo.

No es de extrañar que, a pesar de que en la España de hoy, hay más matrimonios civiles que religiosos, un 25% de la población se declara no creyente o profesa otra religión, y sólo el 35% de los católicos se declara practicante, muchos padres prefieran matricular a sus pequeños en religión para no "señalarlo". Hay que ser muy valiente y muy íntegro, como Juanma, ese padre heroico del Colegio Giner de los Ríos, en Mairena del Aljarafe, para hacer frente a las presiones de la dirección del colegio y, lamentablemente, las de otros padres y madres, y mantenerse firme en la defensa del derecho a la libertad de conciencia de su hijo de 5 años.

Cada vez son más esos padres y esas madres valientes, que denuncian ante la inspección educativa la organización en los centros escolares públicos de actividades religiosas que invaden el espacio común y el horario de otras asignaturas. Las más invasivas, las procesiones de Semana Santa que, no sólo ocupan toda la jornada lectiva, sino muchas horas previas de la clase de música o de plástica.

La jerarquía católica sabe muy bien lo que se juega con su presencia en las escuelas. Es el único ámbito ya en el que puede llegar a todos y todas para atraerlos a su rebaño. El profesorado de religión, nombrado por el Arzobispado y pagado por todos nosotros, está organizado en una Asociación en la que se planea e intercambian consejos sobre cómo hacer más atractiva su asignatura. En muchos centros son los más activos y los más dispuestos siempre a la organización de actividades extraescolares, excursiones y salidas del centro. Al interés de la jerarquía por mantener su influencia sobre los futuros ciudadanos y ciudadanas, se une la defensa de su puesto de trabajo. Por eso, lejos de reflejar la secularización de la sociedad, su carácter irreversiblemente laico, la Escuela Pública parece caminar hacia atrás. Cada vez más procesiones, belenes vivientes, exposiciones de pasos de Semana Santa...
....
Esa contradicción entre la evolución de la sociedad y la agresividad de la jerarquía católica en el ámbito donde se juega su futuro, la escuela -la concertada, que defiende con uñas y dientes y también la pública-, inevitablemente conduce al conflicto. Porque hay padres y madres que eligen la escuela pública por ser pública y no religiosa, y se encuentran con que a su hijo o hija, lo segregan, le hacen sentirse diferente, "raro" y les ponen a ellos ante la tesitura de plegarse a "la mayoría", renunciando a sus convicciones o ser héroes.

Por eso, desde Sevilla Laica, como parte de Andalucía Laica y Europa Laica, defendemos que la religión debe enseñarse fuera de la escuela: en las parroquias, las mezquitas o las sinagogas. Porque, de acuerdo con nuestra Constitución, todos somos iguales, ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho, creamos lo que creamos. Y la escuela pública, demasiadas veces, nos hace sentir ciudadanos de segunda y, eso sí que no lo soportamos, se lo hace sentir a nuestros hijos e hijas. Así que, mientras no consigamos nuestro objetivo esencial de sacar a la religión de la escuela, por favor, autoridades educativas, no permitan que la asignatura de religión salga de sus límites, porque tendrán conflicto. No porque Sevilla Laica lo promueva, sino porque cada vez hay más padres y madres valientes dispuestos a defender sus principios.

jueves, 4 de abril de 2019

La Escuela Pública en los Medios de Comunicación





Estos días, nos llaman a Sevilla Laica de Medios audiovisuales y periodísticos 
para hablar sobre las procesiones infantiles.


¿Por qué a nosotros? 
¿por qué un hecho nimio, una actividad más de los Colegios e Institutos sevillanos, se  ha convertido en “noticia” y tantos ciudadanos vienen a pedirnos información  o a dejarnos quejas y denuncias?

Como siempre, porque se ha roto la normalidad, en  esos centros de educación públicos, donde se han producido conflictos y tensiones , naturalmente proyectados a los padres de esos niños, y por tanto, también a los directivos y profesores. 
De ahí que, al no ser resueltos, se haya plasmado como denuncia ante nuestra Plataforma, Sevilla Laica y como noticia al ser anuladas. 

¿Qué ha generado esa ruptura de la normalidad de la Escuela Pública?
A ningún Profesor de Matemáticas o Lengua se le va a ocurrir programar con sus alumnos una actividad fuera de lugar u objeto de discusión en el centro, pero  seguro que no llegaría a los Medios. Chirriante o llamativa, quizás;  algunos padres preguntarían por el objetivo educativo del profesor; o por su función en el curriculum de Matemáticas o de Lengua, pero nada más. 

Sin embargo, en el Aula de Religión, una procesión infantil en estos días próximos a Semana Santa está formando parte de las “tareas docentes” que recibe su alumnado de Infantil y Primaria, de manera que se supone que NO ESTÁ FUERA DE LUGAR. ¿Cómo es posible?

...Y aquí es donde hay ruptura, porque su finalidad es catequizar a futuros ciudadanos en una determinada doctrina, algo que  pertenece a las dogmas de unas determinadas creencias.
...Y aquí es donde no puede haber acuerdo en los que pertenecen a la Comunidad Educativa de ese Centro Público, porque admite como actividad un remedo de procesión religiosa con alumnos de infantil y primaria, que por ser confesional y servir de "catequesis" está fuera  de los requisitos de aprendizaje.
... Y aquí es donde comienzan los conflictos, derivados de la discriminación y segregación que supone inmediatamente para quienes sus familias no eligieron Religión en la matrícula, alumnos y alumnas que resultan separados de esa actividad por ser confesional.



En suma, la única causa de tales tensiones  y conflictos  en un espacio escolar en el que la convivencia es finalidad primordial, es la injustificable presencia de UNA RELIGIÓN como parte de las enseñanzas reguladas en la Escuela Pública de un Estado aconfesional. Y lo más grave, el vacío o falta de unas normas claras de la Inspección para lidiar en los Centros con estas rupturas y conflictos.



Si se resuelve lo que, a todas luces es un anacronismo, si las religiones vuelven a sus lugares propios de cada fe o creencias, llegando por unanimidad a que en la escuela daña tanto a los que “creen” como a los que no, se habrá eliminado la raíz de algo que nunca debió de ser “problema, conflicto o ruptura”. Si ninguna de las Religiones se impartiera en la Escuela Pública, ¿se hubieran producido esas tensiones, que en ocasiones han pasado a ser tan conflictivas? De ninguna manera. 

Y no vale argumentar que  “no se puede hacer nada” mientras esté en vigor un sorprendente CONCORDATO entre el Estado Español y el Estado Vaticano. Es falso... se puede ANALIZAR, se puede REFLEXIONAR sobre las consecuencias que produce en la Escuela Pública, se puede  DECIR, y mucho, pasos previos para poder ACTUAR. 

Ahora, estos días previos a las procesiones, a la vista están las discrepancias. Sin ellas, no habría “caso”, ni “noticia” merecedora de debate. Ni de atención de los Medios. 
Mientras tanto, aportemos desde Sevilla Laica.



martes, 2 de abril de 2019

Sevilla laica es noticia: Las procesiones infantiles en colegios públicos PRODUCEN CONFLICTOS

El viernes llamado "de Dolores" en la Semana Santa se organizan actividades culturales o extraescolares.
Una de ellas es hacer remedos de procesiones con niños y niñas de 3 a 6 años, es decir, de Educación infantil y Primaria.
Pero por su referencia religiosa (según los obispos, es catequesis cualquier procesión de semana santa) , quienes no eligen Religión quedan excluidos,  y así son separados de su propia Aula y de sus compañeros de todos los días.
Nos cuenta una profesora de Infantil, esta misma mañana, que los niños salen de su Aula llorando.
Mi seño no nos quiere llevar a la procesión, ¿habremos sido malos? Como entender a esas edades tantas cortapisas y divisiones? Simplemente, no han elegido Religión en la matrícula

Los padres y madres protestan a la dirección para que no organicen este tipo de actividades. Muchas veces se les responde que no importa, que es algo optativo...
¡sería el colmo que fuera obligatorio!
La cuestión no es que la procesión sea o no sea optativa, sino el hecho de la separación, de apartar, de hacer grupos diferenciados por creencias, de poner en marcha algo que lleva a  conflictos y enfrentamientos entre alumnos de Infantil y Primaria: menores de un Colegio Público..

Que lo han aprobado en el Consejo Escolar... ????  Pero bueno... no olviden que lo que afecta a derechos individuales (religión Si/No), que son fundamentales, no se puede regir por votos. Tienen que ser tenidos en cuenta todos y cada uno de los alumnos, y por tanto, una actividad  para todo el alumnado, y en horario escolar los divide según su opción Religión/Valores, se sale fuera de las atribuciones del Aula de Religión y  choca con el horario de los profesores del centro a la hora de atender a sus grupos de alumnos.
La inspección educativa lo tiene muy claro. Hasta en la prensa se ha reseñado.

Así nos lo cuentan las familias, que curso tras curso ven que no se resuelven estos problemas.

Si, los hay. Enfrentamientos y conflictos.  Entre  los profesores que lo aceptan y los que no quieren colaborar con la procesión. Estos tienen muy claro que ni es su obligación docente ni les parece que sea propio de un Colegio Público que educa a su alumnado de forma neutral, a todos por igual, sin tener en cuenta ni dogmas, ni fe alguna que no sea la educación en conocimientos y valores.

Todo ello ocurre a pesar de que es algo que afecta a la libertad  individual de creer o no creer,  y a que  sigue habiendo en muchos de nuestros  Colegios Públicos graves problemas  por esta actividad confesional . Niños que lloran porque quieren ir con sus amiguitos de su clase, padres, creyentes o no creyentes, que exigen una educación aconfesional o que prefieren darles  sus creencias  en casa; profesores y directivos que lo discuten con los padres .... Esperan del Estado que les proporcione una educación común para todos, sin guetos ni grupos por ideología o identidades particulares.

LA ESCUELA NO ESTÁ PARA LAS CREENCIAS, SINO PARA EL CONOCIMIENTO

Solo así conviven los diferentes en la escuela, aprendiendo a estar juntos sin problemas. Esa es la esencia de la Escuela Pública, gratuita y laica, para todos los aprendices de ciudadanos. 

Y al mismo tiempo, libertad de religión, y de sus lugares de culto sean los que sean, y con la protección de la ley.

¿Es tan difícil NO enmascarar algo tan básico, con palabras falseadoras y descontextualizadas como " elegir libremente", "que hagan otra cosa..."  "no le hace mal a nadie"... "es la tradición y la cultura..." etc. ?


LA RELIGIÓN  DEBE ESTAR FUERA DE LA ESCUELA