martes, 9 de abril de 2019

La ciudadanía Exige sus Derechos y los de sus hijos . La Escuela Pública no puede identificarse con ninguna religión


Numerosos ciudadanos y ciudadanas se dirigen a a Sevilla Laica estos días previos a la Semana Santa cuando observan que la exigencia constitucional de aconfesionalidad  no se cumple.en la Escuela Pública  Al atenderles, comprobamos que los Colegios Públicos de su localidad no observan las normas de la Inspección Educativa sobre las actividades que organizan.

 A veces se dirigen a los equipos Directivos, o a la Inspección... pero no siempre consiguen respuestas asumibles. Algunos no quieren dar sus nombres. Por un lado, mantienen así su derecho a no mostrar su ideología; por otro, se sienten obligados en  su localidad a colaborar con sus denuncias en algo que hay que cuidar de manera exquisita:  la neutralidad ideológica de la Escuela Pública y de las Instituciones. No lo entienden, cuando ven que en la Escuela que el Estado garantiza a todas las familias, crean lo que crean, involucran a sus hijos e hijas en actuaciones confesionales, conculcando así  su libertad de creencias, es decir, su libertad de concienciasus Derechos y .

DERECHOS DEL ALUMNADO DE ED. INFANTIL Y PRIMARIA (Decreto 328/2010-Reglamento Orgánico. Junta de Andalucía), 
Artículo 3, apartados g) h),i):

g) A la educación que favorezca la asunción de una vida responsable para el logro de una sociedad libre e igualitaria, así como a la adquisición de hábitos de vida saludable, la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad. 
h) Al respeto a su libertad de conciencia y a sus convicciones religiosas y morales, así como a su identidad, intimidad, integridad y dignidad personales.
i) A la igualdad de oportunidades y de trato, mediante el desarrollo de políticas educativas de integración y compensación

Uno de estos ciudadanos nos denuncia la visita de sacerdotes (quizás sea un obispo) a las aulas del CEIP San Roque (Arahal), algo que, les decimos, no se puede hacer excepto en el Aula de Religión. Lamenta y teme que su hija, aún pequeña, pueda acudir a un Colegio Público que le imponga clases o actividades confesionales. Elegirá Valores, la asignatura alternativa, y espera que en ella reciba instrucción en saberes, actividades para el conocimiento, sin que la saquen de su aula o la dejen en el patio, perdiendo el tiempo, segregada de su clase y de sus compañeros a la hora de las actividades religiosas .

Le dicen que, ante las protestas de algunos padres y madres y por la atención que los medios de comunicación han prestado a estas protestas y rifirrafes, este Centro ha cambiado de horario la procesión, pasándola a la tarde del jueves. Pero también que el Viernes de Dolores, este Colegio  ha organizado  como actividad del Área de "cultura andaluza", la visita a los pasos que salen de la iglesia de San Roque de la localidad. Por muy andaluza que sea, no es neutral en cuanto a creencias; es confesional, por lo que según la inspección, solamente puede organizarse en horario no lectivo y exclusivamente para quienes eligieron Religión. Aunque fuera "voluntaria", no se puede permitir a costa de la segregación y desatención a ese alumnado que no la eligió. 

Todos los derechos arriba reseñados son conculcados por cualquier actividad confesional que se salga de los limites exigibles al Aula de Religión, la única que la puede llevar a cabo, pero en su horario y con sus propios alumnos.  Son instrucciones de la Inspección Educativa: Procesiones escolares,  Visitas de personas o instituciones religiosas, símbolos confesionales en dependencias comunes se tienen que circunscribir a dicha Aula. 
Porque en caso contrario, lo estamos comprobando tantas veces en Sevilla Laica: cuando no se cumplen las reglas legalmente establecidas,  se producen  los CONFLICTOS. En el AMPA,  en la Comunidad Educativa, en los despachos y en el recreo, se discute y confronta, saltan las opiniones de cada cual, se intercambian acusaciones y reproches... Y se aducen los argumentos de cada cual: la confusión entre lo que es o no cultura y tradiciones; la defensa de los gustos de las familias, y las obligaciones de los Centros...
Pero olvidan o esconden la cuestión principal: Para conseguir sus objetivos de tolerancia, convivencia respetuosa y educación común sin referencias confesionales diferenciadoras , hay que preservar  la esencial  neutralidad educativa de la Escuela Pública.

Los ciudadanos que nos contactan exigen que sean respetados los Derechos de nuestros pequeños aprendices de ciudadanos. 
Una sociedad libre e igualitaria así lo necesita. Así lo exige una atención educativa común y neutral.






3 comentarios:

La Oveja Negra dijo...

Me parece estupendo que no queráis que vuestro hijos e hijas participen en actos ligados a la religión pero por esa regla de tres entonces exigid que los colegios laicos no celebren la Navidad ni Halloween (también es religioso, tanto pagano como cristiano, no es americano), Pascua ni Semana Santa, ni Carnaval, ni el recital de Navidad vestidos de pastorcillos, ni nada ligado a ningún tipo de religión por tanto que supriman las vacaciones en esos periodos, no les hagáis regalos en Reyes ni Papa Noel, ni celebréis Noche Buena y Navidad con ellos por que todo esto es religioso, pero al final nos quedamos con lo que nos interesa ¿no? "Que no celebren las procesiones de niños en Semana Santa por que es religioso pero el día de Reyes mi hijo que abra más regalos que ninguno" Para mi eso se llama hipocresía.

No soy yo quien vaya a ir a una procesión de semana santa ni vaya a llevar a mis hijos a que participen de ello (a no ser que ellos lo quieran hacer) pero me da igual si los demás lo hacen.

Entiendo que este tipo de actividades son extra escolares al igual que el fútbol, el baloncesto, dibujo, ajedrez, danza, teatro o lo que hagan los colegios fuera de horario lectivo. No croe que esté muy bien visto que alguien a quien no le gusta el teatro y no quiere que su hijo haga esa actividad consiga que suspendan toda la actividad y que otros niños se queden sin ello, no hace daño a nadie y la procesión de los niños tampoco.

Decís que no queréis que participen en esta actividad pero tampoco queréis que les miren mal por no hacerlo, ¿es mejor que les miren mal por que por vuestra culpa nadie lo hace? Venga por favor, vamos a dejar de pisar al prójimo por nuestro propio beneficio, que vaya ejemplo más bonito estáis dando a los niños "Hijo si tu no puedes hacer algo, tienes que conseguir que los demás tampoco".

Se que me vais a decir que es un colegio laico y eso es una actividad religiosa, ¿Y que? pues que no vaya tu hijo pero deja a los demás en paz que, repito de nuevo, no hace daño a nadie.

Cada vez veo más actos absurdos por parte de padres sobreprotectores y los resultados que he visto es que acaban saliendo niños que no saben decidir por si mismos y tienen miedo a hacer cualquier cosa por que sus padres han marcado siempre las pautas.

Vaya futuro estamos creando entre todos...

Ana y Jorge dijo...

Se dice que en los colegios de primera hay una opción si no quieres que tu hijo de religión. Es totalmente falso. A mi hijo de 6 años,lo tuve que volver a meter en religión, ya que, al ser el único que no la daba, lo sacaban de la clase y lo llevaban a otro grupo (que estaba dando cualquier materia, matemáticas, lenfua, y de otra edad...). El lo veía como un castigo...Espero, que algún día exista la escuela laica

La Oveja Negra dijo...

Pero te dieron la opción de que no diera religión, la opción está ahí, tu has elegido que vuelva a la clase, no te han engañado, simplemente es que esperabas que hubiera más niños que no dieran esa clase, ¿no?