viernes, 29 de marzo de 2019

Conflictos en la Escuela Pública. Relato de un Padre de alumno

En el Colegio Giner de los Ríos (Mairena del Aljarafe) los padres reciben una NOTA  sobre la procesión infantil que se va a organizar.

Este es el relato de uno de ellos que reivindica para su hijo la exigida neutralidad del Centro.

 Me llamó la atención que la nota carecía de toda identificación ni fecha. Hasta ahora, venían con el membrete y sello del AMPA, o si las organizaba el Colegio, eran colgadas en el tablón de anuncios que hay en la puerta de la clase. Esta vez, dada la naturaleza de la nota y la imposibilidad de conocer al autor ni al origen de la misma, ya me estaba empezando a escamar, y con razón.

 Me pongo en contacto con Sevilla Laica, y a través de su correo electrónico, sevilla@andalucialaica.org ,  les pido consejo para detener esta barbaridad. Me envían algunos contactos y varios modelos de escritos para presentar. El día 5 marzo entrego dos, uno a la dirección del Colegio, y el otro al Delegado territorial Sevilla de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía; este último usando la plataforma oficial que tiene la Junta de Andalucía para entregar documentos sin moverse de casa, usando en mi caso el certificado digital, algo que te ahorra el paseo a la Consejería correspondiente.
La plataforma es esta: https://www.juntadeandalucia.es/ciudadania// (pinchar donde pone Presentación ElectrónicaGeneral)

*Reunión con el Director
Al poco tiempo el Director me da cita para el martes día 12 de marzo por la tarde. En ella, me informa de lo siguiente, entre otros detalles:
- Que la actividad ha sido votaba y aceptada por el Consejo Escolar.
- Que la actividad es una propuesta del Aula de Religión.
- Que el centro se ceñirá a lo que diga Inspección, pues al haber presentado yo una reclamación en la Delegación Territorial, están a la espera de dicho informe de Inspección, para tomar una decisión.

Antes de terminar, le pido que me dé por escrito lo que me acaba de comunicar y le recuerdo que el Consejo Escolar NO puede tomar decisiones, ni mucho menos votar, sobre cuestiones  que atañen a derechos fundamentales; en este caso la libertad de conciencia de cada uno de los alumnos al elegir o no Religión. Y que quiero saber la posición de todos los actores de esta historia (director, consejo escolar, etc. ) por si tengo que llevar todo esto a juicio. Me dice que  no sabe si me lo va a poder dar.
(Luego lo supe: la actividad como tal no había sido votada ni aceptada por el actual Consejo Escolar, sino propuesta por el anterior, y que esa misma tarde hubo reunión de la Comisión Permanente -no del Consejo Escolar- para modificar la actividad y tratar de hacerla "legal" de alguna manera (por consejo de  la propia Inspectora que llevaba mi reclamación).

 *Tras la reunión, al constatar que no se había votado la actividad preparo varios escritos:
1 – Al director del centro, para pedirle por escrito sus respuestas.
2 – Al Consejo Escolar, insistiendo en que son actividades NO VOTABLES,  para que se retracten  y no las apoyen..
3 – Al centro escolar, para que, como es mi derecho, me facilite por escrito o por email, las Actas del Consejo Escolar del presente año.

No he recibido contestación alguna a ninguno de los 3 escritos presentados.

Finalmente, fue en la reunión de padres con cada profesor para la entrega de notas, el pasado martes 26 de marzo, cuando cada profesor de Infantil informó de que la actividad quedaba en suspenso, es decir, que lo han suspendido por este curso.

12 comentarios:

Arancha dijo...

Ha pensado que si invitan a su hijo a un palco de Semana Santa en Sevilla, una boda, una comunión o un bautizo puede que no se sienta cómodo en una iglesia. He estudiado en un colegio laico mis padres no creyentes, yo hasta día de hoy no creyente y cuando entro en una iglesia siento vergüenza porque tengo que copiarme del de al lado, no tengo ni idea de lo que hablan. Por qué era tan malo saber 4 oraciones? Por qué pensaba que los pasos eran carrozas de Reyes Magos? Por qué mis padres no eran creyentes y punto. Pero bien que íbamos a las bodas bautizos y comuniones. No sabía quién era San José ni el niño Jesús pero la Navidad por todo lo alto. Solo reprochó a mis padres que eso era simplemente cultura y que en Sevilla no saber de estas cosas te deja en mal lugar en ocasiones.

Rafael Cubillo dijo...

Buenas tardes, en relación al post publicado y como padre de un alumno que pertenece al centro CEIP Giner de los Ríos, me permito la licencia de comentar el mismo.
En primer lugar, creo que cabe recordar que España es un país aconfesional según se establece en la Constitución, que no Laico. Disculparán que no tenga con tanta precisión sabida toda la normativa que regula las disposiciones sobre cuando una actividad es o no votable, es o no revisable, optativa o todo ese desarrollo que comentan pero independientemente de esto, existen otras cuestiones que quizá son menos normativas y más simples que todos podemos entender.
En este sentido, creo que entenderá esta madre y/o padre que es innegable la tradición histórica de la religión en nuestro país y en nuestra cultura. Y digo bien, CULTURA. Pueden estar más o menos de acuerdo, pero una persona que no conoce su cultura, la entiende y después la cuestiona, a nivel humanístico, quizá esté algo limitada en su desarrollo. Como padre, no soy ejemplo de nada y mis hijos no están bautizados. Sin embargo, no les niego a mis hijos el contacto con la religión católica ni con la musulmana o con cualquier otra. Porque más allá de mis propias creencias, el conocimiento de la historia, la riqueza cultural es un valor en sí. Probablemente esta negación por parte de otros/as, sea una manifestación de una escasa amplitud de miras y quizá cierto sectarismo con pretensiones de ser maquillado por una actitud de neutralidad imposible.
Pues la semana santa, la pueden entender como una manifestación religiosa y entonces rasgarse las vestiduras, pero permítanme indicarles que sobre todo es una manifestación cultural que en la mayoría de los casos tiene poco que ver con el fervor religioso. Se trata de música, de arte, de gastronomía, de economía y otras muchas cosas, y sólo para algunos, es una manifestación religiosa. Entiendo incluso que estos padres en clara protesta, los días de fiesta de semana santa, irán al trabajo y por supuesto, se negarán a comerse una torrija o un pestiño porque seguramente, no entiendan que la semana santa es algo más o muchas cosas más que sólo esa “desafortunada” manifestación adoctrinante de los niños del colegio al que va mi hijo.
Seguramente, este padre y/o madre, habrá/n considerado que conseguir paralizar esta actividad que para los niños es motivo de alegría porque se disfrazan y hacen algo diferente, ha sido un gran logro en pro de avanzar contra el adoctrinamiento en las aulas pero por el contrario, lo que ha/n conseguido es fastidiar una actividad para unos niños que desconocen el significado (hablamos de niños de 3 a 5 años) más allá de la algarabía que supone vestirse con bolsas de basura y otros materiales y compartir con sus compañeros de clase, es decir una fiesta, como carnaval, halloween, etc.
Hoy le dijimos a mi hijo que finalmente no se iba a celebrar la “PROCESIÓN” en la que iba a disfrazarse de costalero y cuando nos preguntó el por qué, le dijimos que una familia no quería que se celebrase la procesión. Misteriosamente y seguro que por su boca habló el Espíritu Santo en una suerte de manifestación milagrosa, mi hijo dijo “bueno papá y por qué el niño o niña de esa familia no participa y así podemos hacer la procesión los demás?”. Como les digo, parece mentira que algo tan obvio, sí, tan obvio, sea tan difícilmente entendible por parte de aquellos que olvidan que además de derechos propios, existen derechos para los demás.

Continuará..

Rafael Cubillo dijo...

Y continúa...

Seguramente no basta con tener libertad para decidir cada uno por sus propios hijos y decidir, como hacemos todos, cuándo hacen o no hacen una actividad (y para eso se firma una autorización) y exigir que el colegio disponga de medios alternativos para que los niños o niñas que no participen, puedan asistir al colegio con total normalidad. Eso es insuficiente porque las convicciones de este padre o madre no bastan con que se garanticen para sus hijos, sino que además debe extender su influencia sobre los cientos de padres “abducidos” por una idiotez permanente que permiten a sus hijos hacer una fiesta de semana santa. Por Dios (nunca mejor dicho), no sé si podremos todos agradecer esta clarividencia que quizá sólo dentro de muchos años seamos capaces de entender. Quizá estas convicciones morales de este padre y/o madre, sean tan débiles que no sean capaces de explicar a sus hijos que asisten a una fiesta y que más allá de eso, no hay un mayor trasfondo. Por supuesto, no asistir a esos niños puede suponerles un trauma de por vida, de la misma proporción que cuando a mi hijo le digo que no le compro algo, no le doy una chuchería o que no puede ir al cumpleaños de un compañero de clase. Esta piel tan fina demuestra que estas luchas de algunos y algunas son la clara manifestación de una debilidad exagerada.
Y seguramente en adelante, esperamos paulatinos recursos ante otras actividades del centro. Quizá el año que viene se prohíba cualquier celebración navideña y probablemente pretenda que los padres tampoco podamos asistir a clase cuando los niños cantan un villancico y nos demuestren que son capaces de mantener una disciplina, de aprender un texto conjunto, de coordinarse para cantar a la vez, etc. en fin, una clara manifestación excluyente de una doctrina religiosa. Probablemente sería mucho más interesante que aprendieran una canción de Lady Gaga, más de su tiempo.
Por favor, recuerde este padre o madre que la educación en valores se debe producir fundamentalmente en cada casa y que es el reflejo de los pensamientos y creencias de cada familia. No me cuestiono sus preceptos, pero por favor, dejen de cuestionarse los preceptos de los demás y hagan un poco de autocrítica.

Utópica Anónima dijo...

Bien hecho. Gracias por mover todo eso y por informarnos.

Paula Soriano Cuerva dijo...

Muchas gracias Rafael Cubillo por expresar lo que sentimos muchos padres/madres de Infantil de CEIP GINER DE LOS RIOS.
Animo a este padre que ha dado sus quejas ante Consejería de Educación que luche también por la libre elección de centro para poder matricular a su hijo en el Colegio Aljarafe . No celebran ni Semana Santa ni Navidad. En su programa tienen solo El Carnaval y el Entierro de la Sardina.

Unknown dijo...

El fundamentalismo laico que promueve estos ejemplares padres hacen un flaco favor a la historia,cultura y arte de andalucia, donde la semana santa es mucho mas que un acto de fervor religioso

Julia Narváez Gómez dijo...

Tu también puedes meter a tu hijo a monaguillo, para que se empape bien y dejar a los demás niños en paz.

Conchi Ibáñez dijo...

Y fuera del horario lectivo, tal vez?

Conchi Ibáñez dijo...

Y fuera del horario lectivo, tal vez?

Conchi Ibáñez dijo...

Y fuera del horario lectivo, tal vez?

Benji dijo...

Bueno, mi hija no esta en clase de religión, no esta bautizada y sus padres somos ateos (gracias a "dios" los tiempos han cambiado y en la sociedad de hoy, una persona es libre de tener y expresar sus convicciones libremente).

En su colegio organizan también una procesión y tenemos pensando que acuda a la misma, "disfrazada" de nazarena.

Desconozco, si la que organiza el centro CEIP Giner de los Ríos, es fuera del horario lectivo, si es así no entiendo la oposición de este padre.

Si es dentro del horario lectivo, sólo puede dar mi apoyo a este padre, por defender la libertad de su hijo a no sentirse menoscabado por no asistir a un acto con evidente connotaciones religiosas. Considero muy importante para una sociedad libre y tolerante la separación de la religión de la educación (no solo, lo considero yo, también las leyes).
Creo que este padre ha sido muy valiente, sabiendo el rechazo que tal medida le va a acarrear y la presión social que va a tener que soportar por exigir se respete la libertad y derechos de su hijo.

MERY dijo...

Completamente de acuerdo y un camión de all-brands para su cumple