martes, 26 de septiembre de 2017

Las actividades culturales, tradicionales o no, para la educación obligatoria de nuestros Colegios, tiene que ser neutral y respetuosa con quienes no eligen religión sino Valores Sociales y Cívicos. 


De nuevo se prepara el Plan de Centro en los Colegios e Institutos de Sevilla y Andalucía. El profesorado de los CEIP, IES, etc, empiezan ya a atender a sus alumnos en las aulas y al mismo tiempo trabajan y se reunen en el centro para organizar las actividades para este curso 2017-18.

Las AMPAS son importantes porque colaboran con propuestas para ello. Los padres y madres pueden intervenir a través de sus representantes en el Consejo Escolar, que es el que debe aprobar el Plan de Centro. Pueden también ayudar en la financiación (AMPAS) y señalar las posibles mejoras o cambios que desde sus punto de vista observen o adviertan.

En este sentido nos llegan a Sevilla Laica (ANDALUCÍA LAICA) la preocupación de quienes esperan para sus hijos e hijas un respeto y neutralidad del centro con respecto a la elección Religión / Valores Sociales y Cívicos que hayan hecho, en concreto, en cuanto a preparar actividades que no excluyan a ninguno de ellos.

Porque el curso pasado fue la Inspección Educativa, a petición de esos padres, quien tuvo que actuar para que no hubiera discriminación para quienes eligieron Valores Sociales. Así, se suspendió un desfile procesional que, por ser confesional, no cumplía las condiciones de la organización de actividades para salir fuera del centro: se iban a celebrar en horario lectivo, excluyendo a determinados alumnos por razones de conciencia. Ese desfile infantil lo integraron, con el acuerdo de todos los implicados, en la Cofradía que lo organiza cada año. Dejó pues de ser actividad escolar, no formaba parte de las actividades del Colegio, ni intervenía el profesorado. Así, si.

Los niños y niñas que no pertenecen al aula de religion, por elegir Valores Sociales, no pueden ser excluidos de una actividad organizada para todo el centro. Sería discriminatorio. Esos pequeños no entienden ser tratados así. Los padres tampoco.

Sabemos que la dirección y el profesorado de los CEIP  de Sevilla y provincia conocen bien las condiciones en que hay que preparar esas actividades. Las de carácter confesional, dentro del aula de religión y solamente con la profesora o profesor de religión, sin que los profesores del centro tengan que ayudar ni intervenir en lo que en esa aula de religión se organiza.

Ya ha habido en los cursos pasados propuestas de actividades culturales relacionadas con la localidad muy oportunas, en nuestros CEIPS. Por ejemplo, en Camas los padres propusieron un desfile de romanos, dentro de un proyecto para el alumnado que estudiaba la huella romana en nuestra provincia. También la hay en Osuna, una ciudad llena de arte y de huellas históricas únicas en España. Todo ello puede llevar a programar actividades que enriquecen el conocimiento de las tradiciones locales. Lo confesional está en la calle, y voluntariamente se organiza y celebra.
Todo lo relacionado con la educación y atención común y general que merecen los pequeños, y que desean sus profesores.


No hay comentarios: