viernes, 6 de julio de 2012

Carta a un profesor de ciencias



Querido profesor:

Soy Clara, no sé si me recuerdas.
Acabo de salir de la clase de religión y estoy hecha un lío, y cada día que pasa, esto va a peor. Ayer tuvimos clase de ciencias y estudiamos el big bang, pero luego entré en esta clase, y leímos en la Biblia la creación del universo en 7 días. Bueno, el séptimo, Dios ya descansó.
No es que dude de mi profe de ciencias, es el mismo que cuando tú estabas, ya sabes, es un crack, tiene un montón de libros, entre ellos el que usamos en clase. Y nos trajo un video muy bueno para ayudarse en sus explicaciones. Es de un científico de estados Unidos, que no sé yo si sabrá lo que dice la Biblia.
Ya me ha pasado varias veces: el día que tengo religión en el instituto me cuesta dormir. Me dicen que el aborto no es cristiano, pero la ley española lo permite. Que no se pueden utilizar métodos conceptivos, pero mis padres, que van a misa, tienen en la mesita de noche sus píldoras y preservativos, de la farmacia del barrio, así que son legales, supongo yo. Nos han dicho que el divorcio no lo permite la iglesia católica, pero mi hermana mayor, que se casó hace tres años por lo civil, se acaba de divorciar, y su separación la han gestionado abogados y jueces.
No sé qué pensar.
¿La iglesia católica va contra las leyes españolas? ¿Tan rara es la doctrina de la iglesia? No entiendo nada.
Lo peor ha sido al dar literatura. Uno de los libros que hemos estado comentando es del poeta Luis Cernuda, con unos poemas de amor que me encantan. Pero yo sé lo que dice la iglesia sobre la homosexualidad. Cuando le he enseñado uno de los más bonitos a mi amigo Germán, que va al colegio del Opus,  me ha dicho que a él se lo han quitado de la lista de libros de lectura. Porque claro, como Cernuda es homosexual,  no puede ser. Germán me lo ha pedido, dice que le da morbo poderlo leer, y que va a repartir fotocopias. Y ahora estoy meganerviosa. ¡Mira que si lo echan por mi culpa…!
Por eso he pensado escribirte esto que va en adjunto. Aunque no estás ya en el instituto, recuerdo con cariño tus clases y lo fácil que era hablar contigo de nuestros problemas.
Seguro que tu respuesta podrá ayudarme.
Espero que te vaya muy bien en Murcia. Un beso

Clara Moreno. Sevilla